top of page
  • Foto del escritorEnerSoll

Científicos españoles hallan un método más económico, accesible y respetuoso para reparar paneles solares

La investigación en el campo de la energía fotovoltaica no cesa y siguen descubriéndose nuevos métodos que prometen mejorar la generación de energía gracias a los paneles solares y mejorar también todo el proceso relativo a su fabricación y al reciclaje de sus componentes.


Sin embargo, científicos españoles han reparado en la escasez de trabajos en otro aspecto importante de los paneles solares y que tiene una repercusión directa en todo su ciclo de vida: las reparaciones de los módulos fotovoltaicos.



El estudio de estos científicos españoles de la Unidad de Energía Solar Fotovoltaica del departamento de Energía del CIEMAT fue publicado en la prestigiosa revista «Renewable Energy» y recibió la financiación de la Agencia Estatal de Investigación. Este viene a resolver uno de los errores más comunes en los paneles solares: la detección de interrupciones de las conexiones entre las células de los módulos fotovoltaicos, presente actualmente entre los 10% de los fallos en este tipo de paneles.



Un método mejor en todo para la reparación de paneles solares


Su trabajo, llamado «Repairing ribbon bus bar interruptions in photovoltaic modules using non-intrusive interruption location», viene a plantear nuevos métodos para localizar y reparar barras colectoras defectuosas en estos paneles solares. Estos métodos no solo son más económicos que los empleados en la actualidad, también requieren menos tiempo y herramientas más accesibles.

Esta nueva propuesta de reparación se puede llevar a la práctica, reconoce el estudio, en «fábricas y laboratorios modestamente equipados, sin utilizar técnicas costosas y que requieren mucho tiempo». En cuanto a los utensilios potencialmente utilizables, se pueden emplear algunos usados también en otros sectores como el de la electricidad o la telefonía: taladros, bandas de lijado, herramientas de soldadura convencionales, siliconas fluidas…


La innovadora solución de estos investigadores españoles recurre a métodos no intrusivos que ayudan a la identificación de los daños y que evitan la perforación posterior del módulo a la hora de reparar las interrupciones en las conexiones de las células solares. En sus pruebas, lograron reparar un módulo averiado, recuperando una potencia similar a su valor nominal; en el caso de otros dos paneles, consiguieron multiplicar por cuatro la potencia producida tras la reparación. Pero además, se reestableció el aislamiento eléctrico de los módulos.


Los resultados del estudio hablan del éxito de esta nueva técnica y de formarse como una base sólida para futuras investigaciones. Además, este método de reparación tan innovador permite alargar la vida útil de los módulos, lo que reduce a su vez el impacto medioambiental relacionado con su ciclo de vida y su reciclaje.

Y es que, tal y como reconoce el propio estudio, el cual también plantea un reto a escala global. «La cantidad de residuos generados por los módulos fotovoltaicos desechados compromete la sostenibilidad de este tipo de energía, tanto por razones directamente relacionadas con el medio ambiente como con el agotamiento de las materias primas. Si la atención se centra en la sostenibilidad ambiental y la reducción del impacto ambiental, entonces la reparación de los módulos fotovoltaicos y la extensión de su vida útil debe ser una prioridad».


Fuente | ScienceDirect

30 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page